Manifesto de un viajero feliz.

by 16:39:00 0 comentarios
Han pasado ya 3 años desde que tomé la decisión de empezar mi primer viaje. Todavía recuerdo que andaba lleno de ilusión, lleno de planes y también lleno de miedo. Lo maravilloso de los viajes, es que, cómo todo en la vida, cuanto más viajas más aprendes a viajar (y más ganas tienes de seguir viajando). Hoy, desde mi experiencia, te regalo 8 puntos que creo que pueden hacer tus viajes más sencillos y tu vida, más bonita. ¡Toma los que necesites!

1. Llevarás solo lo necesario en tu mochila.

¿Realmente necesitas 5 pares de zapatos para tu viaje? ¿Qué te hace pensar que aquella camisa que llevas casi 1 año sin usar, la vas a querer usar en el medio de tu viaje? Sé muy razonable al momento de hacer tu mochila, y recuerda que a la hora de viajar por largo tiempo, menos es más (mucho más). Ir con una mochila ligera te permitirá, entre otras cosas, acceder a vuelos más baratos en aerolíneas low cost sin tener que hacer pagos extras por equipaje, encontrarás todo mucho más fácil y hasta podrás comprar algún recuerdo por el camino. Por último, tu espalda te lo agradecerá.

2. No dañarás ningún lugar por el que pases.

Cuando estás de viaje cada lugar que visitas, automáticamente se convierte en tu hogar. Se respetuoso con el medio ambiente, con vestigios arqueológicos, con ciudades y con todo aquello que te encuentres a tu camino.

3. No juzgarás las culturas que no conozcas.

Viajando aprenderás que no puedes juzgar lo ajeno con base en lo conocido. Viajar es una experiencia mucho más grande que conocer nuevos países y ciudades. Viajando podrás reevaluar las ideas que tienes acerca del mundo, de las personas, del amor, de la bondad y de la confianza. Viajando entenderás que cada persona es una historia y que no existen verdades absolutas. Explora, recorre y ante todo libérate de prejuicios y permítete aprender.

4. No temerás cambiar ruta.

Para qué aferrarse a un camino, si hay tantos lugares por conocer. Escucha tu intuición, deja tentar si es necesario y no tengas miedo a salirte un poco de tu ruta.

5. Intentarás hablar con los demás sin pena y sin miedo.

Yo me encontraba al borde de un peñasco a punto de saltar a un rio en la costa pacífica Colombiana. De repente (y casi del medio de la selva) salió una chica francesa a preguntar si se podía saltar desde ahí. Yo salte, ella salto después y nos hicimos amigos (aún seguimos siéndolo). La mejor manera de conocer los lugares es por medio de las personas, punto. Es momento de sacarse la timidez y empezar conversaciones en los lugares y de las maneras más inesperadas.

6. Ayudarás a un viajero en apuros.

Es común encontrarte con personas que han perdido su mochila, que su tarjeta no funciona o que sencillamente atraviesa algún improvisto. Ayuda a todo aquel que puedas ayudar; Recuerda que la vida es simple y todo lo que tú das, siempre regresará de muchas y diferentes maneras a tu vida.

7. Tomarás los obstáculos como retos.

Viajar te obliga a ser una persona recursiva. Cuando estás solo y lejos de casa deberás comprender que la vida más que obstáculos te plantea retos que deben ser superados con fuerza y creatividad. Así que aunque te hayas perdido tu vuelo y el dinero se esté acabando, ponle a la vida buena cara y sigue adelante.

8. Y por último, dejarás que todo fluya.

Es cierto, la vida algunas veces tiene planes para ti, y tú puedes luchar con tus fuerzas por ir contra la corriente o aprender a fluir con ella y disfrutar más del camino. Aprende a confiar y recuerda (otra vez) que cuando tú das lo mejor de ti, la vida te da lo mejor de ella.

Gracias a Local-e por la inspiración para escribir este artículo: Local-e.

Diego Fernando Pulgarín

Developer

Soy Diego Fernando Pulgarín, colombiano, blogger y viajero. Acompáñame a vivir mi sueño de explorar la mayor cantidad de lugares posibles